La Jevra Kadishá es la encargada de dar a todos los judíos de la comunidad de Cancún y visitantes los servicios propios de sus funciones tradicionales, con idéntica dedicación, dentro de la tradición ortodoxa de nuestra comunidad, y siempre de acuerdo con la Halajá, bajo la dirección del Rabino de la Comunidad Judía de Cancún.

 

Debido a que en Cancún no contamos con un cementerio judío, los integrantes de la Hebra Kadisha se encargan de supervisar la preparación y el correcto traslado del difunto al lugar donde será sepultado y además de otorgarles a los familiares el apoyo necesario en los trámites frente a las autoridades locales.